El kiwi: “número uno” en vitamina C

La vitamina C es un nutriente esencial que todos necesitamos a diario. El kiwi Zespri tiene un alto contenido en vitamina C y es una de las fuentes principales de esta vitamina. En concreto, la variedad Zespri SunGold contiene más del triple de vitamina C que las naranjas: tomar un kiwi Zespri al día te aporta la cantidad diaria de vitamina C que tu organismo necesita.

¿Sabías que tu cuerpo no puede producir ni almacenar vitamina C? Para disfrutar de una salud y un bienestar óptimos, necesitas consumir diariamente la cantidad de vitamina C que te ayude a mantener los niveles adecuados. Las mejores fuentes de esta vitamina son las frutas frescas y enteras

Tomar un kiwi al día te ayuda a mantener un nivel idóneo de vitamina C para que llegue a través de la sangre donde tu cuerpo la necesita. Consiguiendo los niveles óptimos de vitamina C todos los días, obtendrás beneficios tan saludables como estos:

  • Prevenir resfriados ayudando a mantener íntegro tu sistema inmunitario.
  • Tener la vitalidad que necesitas cada día, reduciendo el cansancio y la fatiga.
  • Potenciar la formación de colágeno, esencial para mantener una piel, unos dientes y unos huesos sanos.

Actualmente, la ingesta diaria recomendada (IDR) de vitamina C en México para mujeres es de 65-75 mg y para hombres 75-90 mg. Un kiwi Zespri Green te aporta 85.1 mg de vitamina C por cada 100 g de fruta, mientras que la variedad Zespri SunGold contiene 161.3 mg. ¡Más del doble de la IDR!

EL KIWI MEJORA LA SALUD DE TU PIEL

La vitamina C también contribuye a que tu cuerpo produzca colágeno, una importante proteína que forma el soporte de las células, que a su vez son los componentes fundamentales de la piel. La producción de colágeno disminuye con la edad, lo que hace que la piel pierda elasticidad. Tomar suficiente vitamina C es fundamental para mantener una piel sana.

La vitamina C también actúa como un potente antioxidante. Los antioxidantes nos protegen de los daños oxidativos producidos por los radicales libres sobre las células y el ADN. Cada vez que los alimentos se convierten en energía, se generan radicales libres. Los radicales libres también pueden llegar a tu organismo desde el exterior por la exposición a la luz ultravioleta (luz solar), la contaminación o el humo del tabaco. La vitamina C puede ayudar a neutralizarlos, reduciendo así el daño que pueden causar sobre nuestras células.


Fuente:
https://www.zespri.eu/es/sano-y-feliz/vitamina-c-kiwi