Anualmente, en Nueva Zelanda se cultivan millones de kiwis Zespri. Pero también trabajan con agricultores de Zespri en Italia, Francia, China, Corea, etc. Para nosotros es extremadamente importante que nuestros kiwis respondan a los más estrictos requisitos de calidad y a la normativa medioambiental.

Para ello, Zespri ha diseñado un sistema de calidad exhaustivo que regula cada paso del proceso de producción: el cultivo, el control, el almacenamiento, el transporte, etc. Desde 1997, todos los agricultores de Zespri cumplen nuestras directrices escrupulosamente. De esa manera aseguramos una producción de kiwis sabrosos, sanos y de calidad, que además cumple las normas más estrictas. Del huerto a la tienda. Todos los kiwis cultivados y envasados por Zespri cumplen toda la normativa de calidad y de seguridad alimentaria relevante.

A continuación, detallamos los principios más importantes del sistema de calidad de Zespri. Lea también nuestro apartado “Sustentabilidad” y descubra cómo aplicamos nuestra responsabilidad ecológica a todo lo que hacemos.

1. Cuidadosa selección del huerto

El ambiente idóneo para los kiwis consiste en un clima soleado, con suficiente lluvia, sin demasiado viento y sin heladas durante el periodo de crecimiento. El suelo debe ser fértil, ligeramente ácido y húmedo. En resumen: una planta de kiwi no se puede cultivar en cualquier parte. Zespri selecciona el emplazamiento de sus huertos cuidadosamente, de manera que la fruta pueda crecer de forma adecuada sin demasiada ayuda artificial.

2. Minuciosa gestión del cultivo.

Nuestros agricultores de kiwis dan a la fruta el espacio necesario. Las plantas de kiwi se sitúan en hileras y se sujetan a lo largo de pérgolas. Como los arbustos crecen rápidamente, hay que podarlos con regularidad para que les llegue suficiente luz y aire. De esta manera, se pueden prevenir muchas enfermedades y hongos de manera natural.

3. Un suelo sano

Para conseguir una planta sana es necesario un suelo sano. Zespri realiza una cuidadosa selección y gestión de los huertos, algo esencial para que la calidad del suelo sea la adecuada. Los agricultores de Zespri siegan la hierba, para que el huerto sea menos húmedo y los hongos no tengan facilidad para reproducirse. En nuestros huertos no se utilizan correctores químicos del suelo: solo se enriquece mediante abono. Los agricultores controlan regularmente su suelo para comprobar que la composición mantiene su equilibrio. Gracias a todas estas medidas, podemos cultivar un 80% de nuestros kiwis sin pesticidas.

4. Los residuos de madera se convierten en composta

Los agricultores de kiwis reutilizan los residuos de madera de los arbustos y los convierten en abono para las plantas. Los demás residuos se procesan de forma ecológica.

5. Ahorro de agua

Gracias a la cuidadosa selección de nuestros huertos, no suele ser necesario utilizar riego artificial. Y si las plantas necesitan humedad adicional, nunca regamos todo el campo. Solo las raíces reciben agua.

6. Pocos plaguicidas o ninguno

Desde 1995, Zespri recomienda a sus agricultores no utilizar plaguicidas para tratar las plantas, sino recurrir más bien a medios naturales. Con un sistema de control único, intentamos reducir al máximo el uso de plaguicidas químicos –contra parásitos, malas hierbas, enfermedades y hongos– y solo los empleamos cuando no hay otra alternativa. Nuestro plan tiene tres pasos, y son los siguientes:

  • en principio, no están permitidos los plaguicidas químicos,
  • si se presentan problemas, utilizamos plaguicidas naturales,
  • si los remedios naturales no funcionan, recurrimos a plaguicidas químicos aprobados, estrictamente en el lugar donde se ha producido el problema

Para garantizar el cumplimiento de estos principios, los trabajadores de Zespri toman muestras de las plantas de kiwi con regularidad. Gracias a nuestra excelente gestión de los huertos, el 80% de nuestros kiwis se cultivan sin pesticidas.

7. Control externo

El Ministerio de Agricultura toma muestras de los huertos y de los almacenes de envasado de Zespri para comprobar que nuestros kiwis no contengan restos de plaguicidas.

8. La maduración ideal

Nuestros agricultores se aseguran de que cada kiwi alcance el grado de maduración perfecto antes de recolectarlo. De esta manera, se garantiza una conservación y un sabor ideal. Es muy importante que toda la fruta se recolecte en el mismo punto del proceso de maduración para obtener un producto uniforme, siempre con el mismo sabor. Para ello se aplican normas estrictas de recolección.

Un agricultor distribuye su huerto en diversas parcelas de pequeño tamaño y va comprobando la maduración de los kiwis en cada una de ellas. La fruta que se encuentra en una zona soleada se recoge en un momento diferente al de la fruta de zonas más sombrías.

9. Almacenamiento ecológico

Una vez recogidos, nuestros kiwis verdes y amarillos se conservan en cámaras frigoríficas ecológicas. La temperatura de conservación es muy precisa (0 °C para Green y 1 °C para SunGold) y permite comercializar la fruta sin necesidad de añadir productos químicos. Y, como Zespri desea trabajar de la manera más sustentable, seguimos buscando maneras de aumentar la eficiencia energética en las cámaras frigoríficas.

En “¿Qué hace Zespri por el medio ambiente?” encontrará un par de ejemplos.

10. Envases ecológicos

Los envases de Zespri son 100% reciclables o reutilizables. Utilizamos tintas al agua no tóxicas. Zespri está haciendo grandes esfuerzos para que sus envases sean todavía más sustentables. Lea más sobre este tema en “¿Qué hace Zespri por el medio ambiente?”.

11. Transporte en buques de carga frigoríficos

Para limitar al máximo la huella ecológica, Zespri solo transporta su fruta en buques de carga frigoríficos, algo mucho más ecológico que el transporte en contenedores. Además, intentamos optimizar permanentemente la ruta. También llevamos los kiwis lo más cerca posible del destino final. Esto lo hacemos por barco: los kiwis de Zespri llegan a 4 puertos europeos. De esta manera, limitamos el transporte por carretera.

Los barcos también son cuidadosamente seleccionados. Los kiwis de Zespri solo viajan en barcos modernos, con bajo consumo de energía e instalaciones y tecnologías avanzadas para conservar nuestros kiwis. Así garantizamos que la excelente calidad de nuestra fruta se mantenga durante el transporte.

En el apartado “¿Qué hace Zespri por el medio ambiente?” encontrará algunos ejemplos de las iniciativas de Zespri para conseguir un transporte más ecológico.

Promedio de emisión de CO2 (g/ton km)

 

12. Todos los kiwis son trazables

Los agricultores de Zespri documentan ampliamente su proceso de cultivo: qué tipo de abono utilizan, dónde se utilizan pesticidas, dónde se necesita riego adicional, etc. Cada caja de kiwis de Zespri lleva asociado un código único. En base a ese código conocemos toda la historia de la fruta: el lugar en el que se ha cultivado, el lugar en el que se ha recogido, el lugar en el que se ha envasado y en qué momento se ha transportado por barco.